Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
    PwC Tax & Legal Times
Ayuda
Administrar permisosAdministrar permisos


jueves, 27 de julio de 2017

DIAN precisó las reglas de tributación de los ingresos obtenidos a través de patrimonios autónomos con relación a los cambios de la L. 1819 de 2016
También señaló que tratándose de los fondos de inversión colectiva sigue aplicándose el principio de transparencia

https://www.pwcimpuestosenlinea.co/TLSTimes/PublishingImages/Nuevas%20Im%C3%A1genes%20(2)/Photo_R_RGB_SH14_D5_JA_3173.jpg

En la presente oportunidad, la DIAN se pronunció sobre dos aspectos fundamentales con relación a las modificaciones introducidas por la última reforma tributaria L. 1819 de 2016:

 

En primer lugar, se le preguntó sobre el tratamiento aplicable con relación a los contratos de fiducia mercantil cuyo objeto es la actividad hotelera, frente a lo cual afirmó lo siguiente:

 

Los contratos de fiducia mercantil regulados por el Art. 102 del Estatuto Tributario determinan el "deber de practicar la retención en la fuente sobre los valores pagados o abonados en cuenta, susceptibles de constituir un ingreso tributario para los beneficiarios de los mismos a las tarifas que correspondan en la naturaleza de los correspondientes ingresos de acuerdo con las disposiciones vigentes".

 

Ahora bien, frente a la actividad hotelera (tratándose de las rentas exentas previstas en los Num. 3 y 4 del Art. 207-2 del Estatuto Tributario), puede ser llevada a cabo por una fiducia teniendo en cuenta que debe haber identificación de los beneficiarios para considerarla como no contribuyente de impuesto sobre la renta y complementarios, porque de lo contrario tendría tratamiento de sociedad anónima.

 

El régimen del impuesto sobre la renta y complementarios, aplicable a los contratos de fiducia mercantil se encuentra previsto en el ya nombrado artículo 102 del Estatuto Tributario y se orienta por el denominado principio de transparencia que tiene dos componentes; a saber:

 

1.       La condición de que, por regla general, los patrimonios autónomos no son contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios (Num. 3, artículo 102, Estatuto Tributario); y

 

2.       Que los ingresos, costos y gastos que se devengan a favor o en contra del patrimonio autónomo en el año o período gravable deben ser declarados por los beneficiarios del contrato de fiducia mercantil con las mismas condiciones tributarias, tales como fuente, naturaleza, deducibilidad y concepto que tendrían si las actividades que las originaron fueren desarrolladas directamente por el beneficiario (Num. 2, artículo 102 del Estatuto Tributario).

 

Así las cosas, se concluyó que el contrato de fiducia mercantil tiene una regulación especial prevista en el artículo 102 del Estatuto Tributario, el cual resulta incompatible con lo previsto en el inciso 3° del artículo 48 del Estatuto Tributario. Adicionalmente, aunque coloquialmente podría asimilarse el concepto de fondo de inversión con el de patrimonios autónomos, legalmente no sucede lo mismo.

 

Por lo anterior, se revocó la respuesta a la pregunta 4 del Concepto 100208221-000723 del 6 de abril de 2017 y en su lugar se respondió lo siguiente:

 

El tratamiento de los beneficiarios del patrimonio autónomo a cargo de la actividad hotelera será el mismo siempre y cuando:

 

  • De conformidad con lo previsto en el parágrafo 1 del artículo 240 del Estatuto Tributario, dichas rentas estarán gravadas a la tarifa del 9% por el término que fueron otorgadas. Por ejemplo, si el hotel se construyó en el año 2005, la renta proveniente de ese hotel, se grava a la tarifa del 9% desde el año 2017 hasta el año 2035.
  •  De acuerdo con lo previsto en el parágrafo 1 del artículo 102 del Estatuto Tributario, la sociedad fiduciaria está en la obligación de practicar la retención en la fuente respecto de todos los pagos o abonos en cuenta que efectúen a sus beneficiarios atendiendo las tarifas que correspondan de acuerdo con la naturaleza de los ingresos.
     
  •  Teniendo en cuenta que la actividad empresarial hotelera se desarrolla a través de un patrimonio autónomo, dicho tratamiento preferencial se transmite a los beneficiarios del mismo en virtud del principio de transparencia explicado con anterioridad. En este punto surgen varias alternativas:
  1. Si el beneficiario es una sociedad nacional: En este caso, las rentas que devenga la sociedad nacional provenientes de dicho fideicomiso se gravan a la tarifa preferencial del 9%. Eventualmente, si la base gravable de dicha sociedad excede de $800.000.000 en los años 2017 y 2018, estará sometida a la sobretasa del impuesto sobre la renta y complementarios de que trata el parágrafo transitorio 2 del artículo 240 del Estatuto Tributario.
     
  2. Si el beneficiario es una sociedad extranjera o una persona natural sin residencia en el país: En este caso, las rentas que devengue dicha sociedad, provenientes de dicho fideicomiso, se consideran un pago al exterior. Teniendo en cuenta que no existe un concepto específico de retención en la fuente para esta situación, es necesario aplicar la tarifa del 15% de que trata el artículo 415 del Estatuto Tributario. Así, la sociedad extranjera o la persona natural, estarán en la obligación de presentar la declaración anual del impuesto sobre la renta y complementarios y liquidará dicho impuesto a la tarifa del 9% ( Artículos 240 y 592 del Estatuto Tributario).
     
  3. Si el beneficiario es una persona natural residente en Colombia: En este caso, las rentas obtenidas se consideran como unas rentas no laborales y se someten a las reglas de dicha cédula.
     
  4. Si el beneficiario es otro patrimonio autónomo o un fondo de inversión colectiva: Se aplican las mismas reglas aquí comentadas dependiendo de los beneficiarios bien sea del patrimonio autónomo o del fondo de inversión colectiva.

 

Finalmente, con relación al cuestionamiento si ¿se asimilan a dividendos las utilidades distribuidas por los fondos de inversión colectiva a sus partícipes o suscriptores y en consecuencia, dichas distribuciones están sometidas a impuesto de renta a título de dividendos?

 

Afirmó también la entidad que:

 

a) Que el inciso final del artículo 48 del Estatuto Tributario no es aplicable a las utilidades que distribuyan los fondos de inversión colectiva. En consecuencia, las mismas no se encuentran gravadas con el impuesto sobre la renta y complementarios por concepto de dividendos.


b) Para los FIC, en materia del impuesto sobre la renta y complementarios, sigue imperando el principio de transparencia en los términos de los artículos 23-1 y 368-1 del del Estatuto Tributario; y artículo 1.2.4.2.78 y siguientes del Decreto 1625 de 2016.

 

c) En consecuencia, se revocó el Concepto 06230 del 22 de marzo de 2017 y se concluye que las rentas obtenidas a través de un fondo de inversión colectiva por parte de una persona natural residente en el país, tienen el tratamiento que tendrían si las actividades que las originaron hubieren sido desarrolladas directamente por la persona natural atendiendo las reglas dispuestas en el Título V del Libro I del Estatuto Tributario en consistencia con lo dicho en el literal b) anterior.  (Ver texto original del concepto 13279 de 2017 [Página 56])


Contactos

Carlos Mario Lafaurie S.

Socio Líder

Carlos Miguel Chaparro P.

Socio

Eliana Bernal Castro

Socia

Maria Helena Díaz M.

Socia

Nacira Lamprea

Socia

Marta Toro

Socia

Luis Carlos Neira

Socio

Contáctanos





Datos adjuntos